viernes, 7 de marzo de 2014

Curiosidades: revelando los proyectos fallidos de Microsoft


Al rebuscar en el baúl de los proyectos fallidos de Microsoft encontramos algunos proyectos cancelados que pocos conocen y que vamos a dedicar este artículo para describirlos y sacarlos a la luz. Lo cierto es que no es ningún secreto, pero han sido tapados con la salida de otros proyectos y han caído en el olvido colectivo. 
En los años noventa, Microsoft comenzó un proyecto con nombre clave Cairo. Se trataba de un trabajo para crear tecnologías para las futuras generaciones del sistema operativo Windows. Cairo fue cancelado, pero de haber visto la luz quizás habríamos obtenido un Windows 95 bastante diferente. Cairo parecía desconcertar a Microsoft, ya que en ocasione se referían a él públicamente ocmo producto y otras como una colección o conjunto de tecnologías. 

Las tecnologías de Cairo iban más enfocadas a la nueva era de las redes y a crear un sistema de computación distribuida pensando en las novedades traídas por Internet. Finalmente los desarrollos de este proyecto terminarían apareciendo poco a poco en otros productos de la compañía. 
Otro proyecto cancelado o fallido de Microsoft fue Cleveland o Windows Nashville. Esos nombres clave se referían a un Windows que aparecería en 1996 tras Windows 95 (Chicago) y Windows 98 (Memphis). Hablamos de un hipotético Windows 96 que nunca vio la luz. Microsoft finalmente prefirió emplear su tiempo en la integración de Internet en sus productos y comenzar a emplear tiempo y dinero para desarrollar el novedoso NT de la época. 
En 1999 vendría otra desilusión para los de Microsoft, el proyecto Neptune. Era una nueva versión de Windows basada en Windows 2000 y basada en Windows NT para remplazar a los Windows 9x. Su función era la misma que la de Windows XP, pero finalmente NepTune se quedó nuevamente en el tintero. 
En este mismo año, Microsoft se despediría de otro de sus grandes proyectos. Otro SO Windows cancelado y que iba pensado para empresas y profesionales. Hablo de Odyssey, un proyecto paralelo a Neptune. Ambos serían eclipsados por el proyecto Whistler que finalmente se denominaría comercialmente Windows XP.  
Más tarde vendría el proyecto Longhorn (Windows Vista) que nos prometía la integración de un nuevo sistema de ficheros llamado WinFS (Windows Future Storage) que jamás vio la luz, de hecho era uno de sus principales puntos fuertes. El proyecto fue cancelado, este fracaso también arrastraría a otros proyectos creados entorno a WinFS como el proyecto Orange. Quién sabe si en el futuro se retomará… 
¿El proyecto con nombre clave Threshold previsto para 2015 correrá la misma suerte que éstos? ¿O se transformará en un producto más de Microsoft? Lo cierto es que no lo sabemos, tendremos que esperar a ver que ocurre.