miércoles, 18 de diciembre de 2013

Comprar discos virgenes de calidad CDs/DVDs/BDs


¿Crees que es fácil comprar un consumible (CD, DVD o BD) de calidad? Cómo comprar discos duros de calidad es todo un reto, ya que muchos optan por mirar simplemente la marca del disco y no piensan en que dicha marca solo corresponde al distribuidor. En la actualidad existen muchos distribuidores de discos grabables o vírgenes, pero estos consumibles provienen de fabricantes menos numerosos. 
Tal vez un distribuidor muy reputado y conocido esté comprando discos de un fabricante poco recomendable y vendiéndotelos a precios desorbitados. Si eso ocurriese te volvería a hacer la misma pregunta ¿crees que es fácil comprar un consumible de calidad? Y ahora posiblemente, tras conocer esto, la pregunta no la tengas tan clara.
Lo cierto es que puede haber marcas de distribuidores muy famosas cuyos fabricantes no manufacturen discos de calidad y otros distribuidores que pocos conozcan y en cambio estén suministrando discos de muy alta calidad. Aquí está la confusión y por eso he escrito este post, para tratar de ayudar a los más despistados a elegir un buen producto. 

¿POR QUÉ MIRAR EL MEDIA ID?

Es más fiable fijarte en el ID del fabricante de los discos que en la marca que los distribuye. Para que lo entiendas te pongo dos ejemplos de distribuidores, Apple, Verbatim y Prodye. El primero lo conocerás por su fama, al igual que al segundo, pero el tercero seguramente no. Y si te digo que todos ellos están fabricado por manufactureras de primera calidad, a pesar de que el precio difiere mucho entre los tres (debido a que pagas marca). Osea que puedes ahorrar comprando discos de calidad si sabes elegir el ID. 
Si te preguntas qué es el ID, es un código de identificación que cada fabricante pone a sus discos para identificar de donde provienen. Este ID se ve eclipsado por la marca del distribuidor, que es en lo que se fijan casi todos los compradores, pudiendo estar cayendo en completo error. Por ejemplo, HP (Hewlett Packard) es una reputada marca que todos conocemos, pero no lo es tanto en el terreno de los consumibles, ya que si compramos discos de esta marca, a parte de caros por estar pagando dicha marca, estaremos en uno de esos errores que comento. HP compra los discos a un fabricante de 4º categoría (normalmente marcas chinas), es decir, de una calidad baja con un porcentaje de éxito de entre el 0 y el 50%. 
Espero no ofender a nadie, pero si has comprado un disco de una gran marca y luego resulta que el fabricante es malo, esto se traduce en un desembolso de dinero más elevado por algo de menor calidad, es decir, una compra de tontos. 

¿CÓMO ELEGIRLOS?

En muchos sitios donde se compran online estos discos (CDs, DVDs, BDs) aparece el Media ID en la misma web cuando accedemos a los detalles y características del producto. También el software de grabación nos puede averiguar cual es el ID del disco que hemos insertado, pero se trata de hacer una buena compra, no de comprar mal y luego tirarnos de los pelos a posteriori. 
Si vas a una tienda física, normalmente el ID lo suele poner en alguna parte del envoltorio. Si no lo ves, puedes consultar al personal de la tienda para que te echen una mano (aunque es mejor que lo busques tu mismo, porque suelen decir que son buenos con tal de venderlos...). 
Bien, pues sepamos como identificar si un fabricante es bueno o no con su ID. Para ello vamos a dividirlos en cinco categorías, la 1ª Clase (alta calidad, con grabaciones sin defectos y confiables en un 95-100%), la 2ª Clase (discos bastante bueno, pero no como los anteriores, con tasas de éxito entre 80-95%), la 3ª Clase (calidad media-baja, con resultados de éxito entre 50 y 80%), la 4ª Clase (bastante malos, con tasas enter el 0 y el 50% de éxito de grabación o que dejan de poderse leer eal tiempo de ser grabados) y, por último, las fasificaciones o Fakes (muy mala calidad, incluso por debajo de los de clase 4ª y provienen de fabricantes que falsifican a otras marcas poniendo IDs muy similares o confusas).




Por supuesto, la conservación es un factor clave para que los discos duren muchos años (>50 años). Si se rayan o están en zonas húmedas, pueden ser gravemente afectados por muy buenos que sean. La humedad y el clima son muy importantes, ya que en climas más húmedos pueden ser afectados por un hongo (Geotrichum) que se alimenta del material del que se hacen los discos, dejando sectores ilegibles.
Para combatir estos contratiempos, debemos guardar los discos en un lugar seco y a ser posible en carcasas Jewel Box o Jewel Case, ya que son la más adecuadas. Siempre que cojas un disco, trata de hacerlo introduciendo un dedo por el agujero y sujetándolo por los bordes exteriores, sin tocar la superficie donde se graba la información. En caso de que se ensucie, limpialo siempre con un trapo de algodón que no suelte pelusa y haciendo movimientos desde el centro hacia fuera, nada de frotar o haciendo zig-zag, ya que esto puede arrastrar partículas duras que arañen más superficie. Finalmente, si tienes bolsitas de gel de sílice, puedes meter alguna en la caja o bolso donde guardes los discos para evitar que haya demasiada humedad.
Pero el método más infalible y seguro es hacer copias de seguridad, así evitarás el riesgo de perder datos importantes...